Usamos cookies para ofrecer nuestros servicios, optimizar la experiencia de uso de nuestra web y analizar los hábitos de navegación de nuestros usuarios con fines de mejora y personalización de nuestros contenidos y publicidad. Puede desactivar las cookies. Al seguir navegando sin hacerlo, autoriza el uso de las mismas. Más información sobre las cookies aquí

  • Lipoláser
  • Lipoláser

¿Qué es el lipoláser?

El lipoláser es una técnica no quirúrgica mínimamente invasiva en la que se utiliza anestesia local por lo que no requerirá ingreso ni observación y en la que el paciente se va a casa justo después de la intervención. 

Consiste en una disolución de la grasa acumulada mediante el calor del láser y después en la aspiración de esta grasa licuada a través de una cánula de pequeño diámetro.

En Clínica Áureo apostamos por la liposucción asistida por láser porque es más segura y más efectiva que la liposucción tradicional.

Ambos procedimientos se utilizan para el tratamiento de grasa localizada a nivel de abdomen, glúteos, cara interna de muslos y rodillas, brazos, flancos, espalda y brazos; y en ambos buscamos una remodelación de la figura.

¿Cuál es la diferencia entre liposucción y lipoláser?

Para empezar con el lipoláser vamos a utilizar una anestesia local en vez de la general que se utiliza en el otro tipo de liposucción. Además la disolución de la grasa se hace mediante una fibra óptica de un tamaño de pocos milímetros para luego poderla absorber con una cánula del mismo tamaño, en la liposucción tradicional la grasa se rompe (no se diluye) mediante una cánula más gruesa y después debe ser aspirada también por una cánula de mayor calibre, así las incisiones son mucho más grandes y el proceso mucho más traumático. Por último, el calor que emite el láser va a provocar una retracción de la piel que mejorará su aspecto y evitará los hoyuelos o surcos típicos de la liposucción tradicional.

En resumen: mejor resultado por disolver la grasa y retraer la piel y mayor seguridad por ser menos traumático y usar una anestesia local. Con todo esto la recuperación del paciente es mucho más rápida y confortable, de manera que en unos días pueden incorporarse a su vida habitual.