Usamos cookies para ofrecer nuestros servicios, optimizar la experiencia de uso de nuestra web y analizar los hábitos de navegación de nuestros usuarios con fines de mejora y personalización de nuestros contenidos y publicidad. Puede desactivar las cookies. Al seguir navegando sin hacerlo, autoriza el uso de las mismas. Más información sobre las cookies aquí

  • Ondas de Choque
  • Ondas de Choque
  • Ondas de Choque

Ondas de choque para reducir la celulitis de manera no invasiva, estimulando la circulación sanguínea y la producción de colágeno reafirmando la piel y recuperando elasticidad cutánea.

¿Sabes lo que son las ondas acústica u ondas de choque? Seguro que te suenan, se usan habitualmente en tendinitis, fascitis plantar, hombro doloroso, etc.; pero también tienen su uso para romper cálculos del riñón (las famosas piedras). Pues ahora la ciencia ha conseguido darle una vuelta de tuerca a esta técnica y utilizarlo como tratamientos de alteraciones estéticas del contorno corporal.

¿Cómo qué? Pues en Clínica Áureo nos va a ser útil en tratamiento de estrías, para reafirmar tejido y aumentar su elasticidad, tratar el lipoedema, estimular el sistema linfático y reducir cicatrices. Pero allí dónde especialmente va a ser útil será para tratar la celulitis, y ¿por qué? Las ondas acústicas provocan vibraciones en el tejido, estas estimulan la circulación de la sangre y la producción de colágeno, el tejido se relaja y se afirma, con lo que incrementamos la firmeza y la elasticidad de la dermis. Todo esto se traduce en que el paciente experimenta una mejoría en la textura de la piel y la elasticidad cutánea, así como un efecto reafirmante y la disminución de la apariencia de la piel de naranja.

¿Es un tratamiento sólo para mujeres? ¡No! En absoluto, es un tratamiento de medicina estética apto para mujeres y hombres. De hecho es una técnica fantástica para reducir el típico flotador del abdomen que suelen padecer los hombres.

Además de mejorar el aspecto de la piel celulítica reduciendo sus hoyuelos, también supondrá una mejoría de los síntomas propios de esta afección, ya que tiene un efecto analgésico y antiinflamatorio aliviando las típicas molestias de dolor y pesadez que tienen estas pacientes. Otra ventaja a considerar es que las ondas de choque es un tratamiento no invasivo, ideal para aquellas/os pacientes que “no quieren agujas”. Sus sesiones son cortas de entre 20 a 30 minutos por zona aproximadamente y según el estado del tejido, los resultados son visibles después de la primera sesión.

Beneficios:

  • • Reduce la celulitis.
  • • Elimina la piel de naranja.
  • • Mejora la elasticidad del tejido cutáneo.
  • • Aumenta el flujo sanguíneo.
  • • Tonifica la masa muscular.

Zonas de tratamiento:

  • • Glúteos.
  • • Brazos.
  • • Abdomen.
  • • Muslos y piernas.

Así que ya sabéis, hay que probar nuestro nuevo tratamiento para mejorar la #áureoestima: ¿celulitis a mí?