Usamos cookies para ofrecer nuestros servicios, optimizar la experiencia de uso de nuestra web y analizar los hábitos de navegación de nuestros usuarios con fines de mejora y personalización de nuestros contenidos y publicidad. Puede desactivar las cookies. Al seguir navegando sin hacerlo, autoriza el uso de las mismas. Más información sobre las cookies aquí

La depilación láser es uno de los métodos más usados por mujeres y hombres para eliminar el vello. El sistema Vectus es una novedosa plataforma de láser de diodo que permite personalizar cada tratamiento según el paciente y su tipo de piel y vello. Además, está acompañada por Skintel™, el primer lector de melanina aprobado por la FDA que ayuda a establecer, cuantitativamente, el nivel de pigmentación de la piel de los pacientes.

Las ventajas de esta sistema Vectus™ de fotodepilación por láser de diodo son múltiples, empezando por su spot de gran tamaño, único en el mercado, que permite tratar una zona mayor en cada disparo, de manera que se tarda menos tiempo en tratar una zona amplia del cuerpo por su rápida cobertura. Este tipo de depilación láser también dispone de un spot pequeño para áreas más pequeñas que necesiten mayor precisión de tratamiento. Se complementa además con un sistema de enfriamiento por contacto con la piel (“Advanced Cooling Contact℠”) para comodidad del paciente, ya que atenúa el calor producido por el disparo y no lo hace tan molesto. Es además un equipo de máxima potencia.

Skintel™ es el primer lector cuantitativo de melanina que establece de forma segura y eficiente el nivel de pigmentación de la piel y proporciona los parámetros exactos para realizar cada tratamiento, dependiendo de la zona a tratar y de cada paciente. Hasta ahora nos basábamos en elementos subjetivos para determinar cada tipo de piel, en cambio este es un método cuantitativo objetivo para medir la melanina antes de realizar un tratamiento de depilación láser en un paciente.

Vectus™ permite personalizar cada tratamiento en función del paciente y la zona a tratar, ajustando los parámetros a usar en cada tratamiento basándose en el color, la densidad y el diámetro del vello, así como establecer el fototipo de piel o medir la pigmentación de la piel con el medidor de melanina.