Usamos cookies para ofrecer nuestros servicios, optimizar la experiencia de uso de nuestra web y analizar los hábitos de navegación de nuestros usuarios con fines de mejora y personalización de nuestros contenidos y publicidad. Puede desactivar las cookies. Al seguir navegando sin hacerlo, autoriza el uso de las mismas. Más información sobre las cookies aquí

Los virus del papiloma humano producen proliferaciones benignas (verrugas) o malignas (carcinomas epidermoides). Se trata de una infección muy frecuente y existen factores de riesgo como la inmunosupresión. Puede infectar piel y mucosas (plantas de los pies, manos, tronco, extremidades, boca, genitales…) El diagnóstico es clínico y el tratmiento es variado dependiente de la extensión y de la localización de las verrugas. Existen tratamientos atópicos en cremas o soluciones, tratamiento físicos como la crioterapia (congelar la lesión), tratamiento orales (complejos vitamínicos que ayudan a estimular las “defensas” propias del paciente).