Usamos cookies para ofrecer nuestros servicios, optimizar la experiencia de uso de nuestra web y analizar los hábitos de navegación de nuestros usuarios con fines de mejora y personalización de nuestros contenidos y publicidad. Puede desactivar las cookies. Al seguir navegando sin hacerlo, autoriza el uso de las mismas. Más información sobre las cookies aquí

Infección muy frecuente en la infancia. Es productora de epidemias escolares. Se trata de múltiples “granitos” de color piel con una umbilicación central. Se contagia por contacto directo. Existen tratamientos químicos y físicos para su curación.

En adultos se considera una enfermedad de transmisión sexual por lo que es obligado un screening de enfermedades de transmisión sexual.