Usamos cookies para ofrecer nuestros servicios, optimizar la experiencia de uso de nuestra web y analizar los hábitos de navegación de nuestros usuarios con fines de mejora y personalización de nuestros contenidos y publicidad. Puede desactivar las cookies. Al seguir navegando sin hacerlo, autoriza el uso de las mismas. Más información sobre las cookies aquí

La alopecia es una patología muy frecuente. Puede convertirse en un importante problema para el paciente, con complicaciones psicológicas, sociales y afectar incluso a la calidad de vida.

Causas de alopecia hay varias, y lo primera labor del dermatólogo es diferenciar una alopecia cicatricial de una alopecia no cicatricial. Es necesaria la realización de una correcta y detallada historia clínica del paciente. La investigación de antecedentes familiares, enfermedad tiroideas o autoinmunitarias, anemia, medicación actual o suspendida, en el caso de mujeres historia ginecológica, alimentación y dieta, etc.

Estudiaremos el aspecto global de su cuero cabelludo así como una exploración detallada para llegar al diagnóstico claro de la patología.

a) Alopecia androgenética

La alopecia androgenética es una delgazamiento progresivo del cabello en aquellos individuos genéticamente predispuestos, ya sean hombres y mujeres (también las hay). Se trata de uan de las más frecuentes causas de alopecia. La causa de la caída del cabello en estos pacientes es por efecto de una hormona, la dihidrotestosterona que actúa sobre folículos pilosos susceptibles y los van miniaturizando lentamente y progresivamente hasta su destrucción y con la consecuente caída del cabello.

Existen multitud de tratamientos actualmente que podemos ofrecerle en nuestro apartado de medicina estética. En cuanto al tratamiento dermatológico nos centramos en compuestos de uso tópico demostrados científicamente su eficacia y en tratamiento orales que inhibien la hormona productora de la caída de cabello en estos pacientes.

b) Alopecia areata

La forma clínica más frecuente de alopecia areata es una caída de pelo en forma de placas circulares ya sea en cuero cabelludo o barba en el caso de los varones, aunque puede localizarse en cualquier zona de la superficie corporal. Suele ser una patología hereditaria, que en muchas ocasiones puede asociar otros procesos autoinmunitarios, cuyo diagnóstico debe ser excluído con un análisis.

Veremos placas de alopecia redondeadas u ovaladas, y en ocasiones los pacientes presenta distrofias ungueales (pitting ungueal, pequeños hoyitos en la lamina ungueal) lo cual sugiere un mal pronóstico.

El estrés no es la causa pero sí un factor desencadenante (“despierta la enfermedad”) de la caída de cabello, por ello debe detectarse y ser paliado para una mejor evolución clínica.

El pronóstico suele ser bueno y la mayoría de pacientes consiguen repoblar dichas zonas de alopecia.