Usamos cookies para ofrecer nuestros servicios, optimizar la experiencia de uso de nuestra web y analizar los hábitos de navegación de nuestros usuarios con fines de mejora y personalización de nuestros contenidos y publicidad. Puede desactivar las cookies. Al seguir navegando sin hacerlo, autoriza el uso de las mismas. Más información sobre las cookies aquí

La hipersensibilidad alimentaria es una reacción indeseable o no esperada frente a la ingesta de un determinado alimento. Aquí se incluyen las alergias clásicas (alergia alimentaria mediada por IgE) y las llamadas intolerancias alimentarias (hipersensibilidad alimentaria no alérgica) en las que pueden estar implicados mecanismos inmunológicos, enzimáticos, tóxicos o psicológicos, entre otros.

Una inadecuada sensibilización hace que el organismo genere anticuerpos frente a las proteínas de los alimentos o la flora intestinal comensal, lo que podría conducir a enfermedades crónicas.

Muchas personas presentan algún grado de sensibilidad frente a distintos alimentos, pero a menudo es indetectable sin un análisis específico. Mediante una sencilla extracción de sangre se detecta la presencia de IgG específico frente a 109 extractos alimentarios. Los resultados de este análisis muestran los alimentos potencialmente perjudiciales para la persona. Posteriormente se adecuarán las recomendaciones dietéticas a las respuestas obtenidas mediante este test de intolerancia alimentaria.