Usamos cookies para ofrecer nuestros servicios, optimizar la experiencia de uso de nuestra web y analizar los hábitos de navegación de nuestros usuarios con fines de mejora y personalización de nuestros contenidos y publicidad. Puede desactivar las cookies. Al seguir navegando sin hacerlo, autoriza el uso de las mismas. Más información sobre las cookies aquí

Los tipos de prótesis dentales que se usan con más frecuencia en odontología son las prótesis dentales fijas, removibles y sobre implantes dentales.


La elaboración de las prótesis dentales ha de atender tanto a criterios funcionales como estéticos, y debemos invitar al paciente a la realización de una higiene cuidada.

Prótesis fijas

Las prótesis fijas son aquellas completamente dentosoportadas, es decir, que toman apoyo únicamente en los dientes. El odontólogo talla los dientes que servirán como soporte (dientes pilares) y situados en los extremos de cada zona edéntula (sin dientes), en los cuales irán cementadas. Estas se llaman corona dental cuando restauran un diente o puente que sustituye la ausencia de uno o más dientes.

La prótesis fija es la más cómoda, mejor tolerada y que menos problemas produce, aunque es más costosa que las prótesis removibles. Proporciona una masticación casi natural, y un habla y estética muy adecuadas. Otra ventaja es que no hay que retirarla de la boca para limpiarla y no se mueve, pero exige más cuidado en la higiene dental diaria y un control más frecuente por su dentista.

Los materiales empleados en su diseño y fabricación con cadcam son el circonio porcelana, el metal porcelana o la porcelana pura.

Prótesis removibles

También llamadas de quita y pon porque pueden colocarse y retirarse por el paciente. Existen dos grandes grupos, que son:

a. Prótesis removible metálicas. Conocidas con el nombre de esquelético. Son prótesis parciales dentomucosoportadas, es decir, se sujetan tanto en los dientes como en la mucosa, y se realizan cuando el paciente aún conserva algunos de sus dientes naturales. Se realizan cuando el paciente tiene algún diente remanente que contribuirá a la retención de la prótesis retenedores forjados o colados, siendo por tanto dentomucosoportadas.

b. Prótesis removible acrílica o completas. Conocidas comúnmente como “dentaduras postizas”. Se realizan cuando el paciente no tiene ninguna pieza dental y están fabricadas con resina, siendo por tanto mucosoportadas al carecer de pilares para la sujeción.